viernes, 23 de mayo de 2008

LOS AFANES DE LA VIDA

Php 4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.


INT- En las escrituras encontramos la palabra afán para describir las preocupaciones, pues la palabra afán, viene del griego merimnao; significa estar ansioso acerca de, tener un cuidado que perturba, preocuparse. En el pasaje anterior vemos que nada debe de preocuparnos, antes debemos de presentar nuestras peticiones a Dios en toda oración, y dando gracias a Él en todo. Notemos que el pasaje nos enseña a presentar nuestras peticiones, no nuestras preocupaciones delante de Dios, aquí surge una pregunta, ¿existe alguna diferencia entre la preocupación y la necesidad? veamos.

1- DESENMASCARANDO LA PREOCUPACIÓN. La Biblia en repetidas ocasiones hace mención de lo nocivo que es la preocupación, pues esta tiene la función de robarte la capacidad de ver la realidad, ya que la preocupación es un sentimiento que maximiza el lado negativo de las circunstancias, es una serie de pensamientos e imágenes, pero todos negativos, estos casi nunca son controlables, pero se enfocan en algo que tiene un oscuro desenlace. El preocupado esta convencido mas allá de la sombra de la duda, que el resultado será negativo. La palabra preocupación viene de una raíz anglosajona, que significa estrangular o ahogar. Cuando nos preocupamos, vemos el futuro oscuro, ya que la preocupación se enfoca en el futuro.

· LOS EFECTOS DE LA PREOCUPACIÓN. Una de las cosas que la preocupación hace, como lo mencione antes, es bloquearnos a la realidad, pues nos invade el temor respecto al futuro; de hecho cuando nos preocupamos, nuestro cerebro es fuertemente impactado, y esto nos lleva a la ansiedad, donde todo nuestros músculos están tensos, y no podemos descansar, pues esta situación puede traer un malestar físico. Es por esto que el Señor Jesús le dijo a Marta Luk 10:41 Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. En este pasaje, vemos que la preocupación nos puede llevar a estar turbados, mientras el Señor esta en casa. Que era lo que preocupaba a Marta, al grado de estar turbada? Luk 10:40 Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. Otra de las consecuencias que tiene la preocupación, es que nos impide descansar en las promesas de Dios, esto es lo que le estaba pasando a Marta. Mat 13:22 El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa. Aquí podemos ver, que las preocupaciones nos impiden crecer espiritual mente, pues nos alejan de las promesas de Dios, y nos preocupamos tanto por las diferentes circunstancias, que terminamos tratando de arreglar el mundo, y nos olvidamos de esperar en Dios. La preocupación practicamente es un acto de incredulidad Mat 14:28 Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Mat 14:29 Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Mat 14:30 Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame! Mat 14:31 Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Pedro no caminó sobre el agua, sino sobre la palabra de Jesús, al bajarse de la barca, no pensó en las posibilidades, o lo incoherente que seria al menos intentarlo, sino que su pensamiento, se fijo en aquel que le dijo ven; pero cuando dejo de creer en la palabra, se comenzó a hundir. La pregunta es ¿porque dejo de creer en la palabra? porque puso sus ojos en lo que le rodeaba y esto lo lleno de un sentimiento negativo, llamado temor, osea empezó a preocuparse.

· LAS COSAS QUE NOS PREOCUPAN. Practicamente lo que más nos preocupa, es el vestido y la comida, pues Jesús nos dijo Mat 6:31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? El maestro nos enseña que no podemos vivir atados a estas cosas, pues Él tiene cuidado de nosotros Mat 6:32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. En muchas ocasiones, este tipo de preocupación, vive en nuestras vidas, como un huésped, por esto Jesús dijo Mat 6:34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal. Notemos que no debemos estar preocupados por el día de mañana, por que eso te robara la paz en tu presente, pues estarás pensando lo peor para el día de mañana. Aquí es importante recordar, que la preocupación es muy diferente de la planeación. Jesús, también enseño, que no debemos preocuparnos por nuestras vidas. Luk 12:22 Dijo luego a sus discípulos: Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por el cuerpo, qué vestiréis. Luk 12:23 La vida es más que la comida, y el cuerpo que el vestido. Cuando dice vida, se refiere a todo lo que es fuera de la comida y el vestido, osea, problemas familiares etc, etc, etc........ La próxima vez que estemos preocupados, preguntémonos si al preocuparnos, resolvemos algo, o si solo agranda el problema.

2- COMO LIBERARNOS DE LA PREOCUPACIÓN. Una de las cosas que quiero recordar aquí, es que nosotros tenemos un libre albedrío, que Dios nos dio para elegir, y que todo en nosotros comienza con un pensamiento, y ese pensamiento se convierte en un sentimiento, el cual a su vez, se convierte en una actitud, y esa actitud, se convierte en una acción, y nuestras acciones son nuestro estilo de vida, así que nosotros decidimos que hacemos con nuestros pensamientos, y el apóstol Pablo nos recomienda: 2Co 10:4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 2Co 10:5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo. Una de las cosas que podemos ver en este pasaje, es que tenemos un enemigo, y sostenemos una guerra con el, y que las armas que nosotros tenemos, no son materiales, si no espirituales, y estas trabajan en el área del espíritu, osea, en tu mente, y derriban todo argumento que va en contra, de lo que Dios quiere para nosotros, y podemos llevar cautivo nuestros pensamientos a la obediencia a Cristo. La próxima vez, que un pensamiento toque la puerta de tu mente, recuerda llevarlo a la palabra de Dios, si no honra al Señor deséchalo.

· CONFIANDO EN DIOS. Una de las cosas que quiero recordar aquí, es que tal vez Dios no cambie las cosas, pero te dará las fuerzas, para que pases por esas cosas, pues la Biblia dice Jer 17:7 Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Jer 17:8 Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto. Jer 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Jer 17:10 Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. En este pasaje, podemos ver la bendición que existe, cuando se pone la confianza en Dios, sin importar que suceda en nuestro entorno. Notemos que cuando viene el calor, sus hojas están verdes, en tiempo de sequía, no deja de dar su fruto, osea que las condiciones de su entorno, no le afectan, porque su cimiento es Dios. Isa 40:31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. Este pasaje no esta hablando en sentido literal, sino que dice que quien espera en el Señor, comienza en donde otros terminan, porque tiene un extra para dar, y lo que es natural como el cansancio, no tiene efecto sobre ellos, una vez mas vemos que las circunstancias no los controlan. No quiero que piensen que no debemos tener cuidado de nada, sino que debemos tener cuidado, de que nuestras preocupaciones, no nos roben la fe en el Señor, y lo desplacen, cediendo lugar a nuestros intentos. Concentre su pensamiento en Dios, no en el problema Isa 26:3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. La preocupación, es estar pensando, que sucederá lo peor en esa situación, mas el que guarda su pensamiento en Dios, espera lo mejor, y no le permite al enemigo, plantar desánimo en su mente y corazón. Una de las cosas que más nos detiene, es el temor, pero la Biblia dice Psa 34:4 Busqué a Jehová, y él me oyó, Y me libró de todos mis temores.

7 comentarios:

HAROLD BRITO dijo...

Magistral! Gracias por tan valioso aporte hermano. Dios t siga bendiciendo.

Vane DR dijo...

wow! Dios es maravilloso y usa a quien se deja usar...que iva pensar yo que un articulo q se escribio cuando tenia solo 18 a?os seria de gran bendicion para mi hoy.

Biblioteca de Xenia dijo...

Excelente mensaje, muy apropiado para los tiempos que vivimos. Recordemos lo que dice la Palabra en Daniel 12:4 "Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará."
A causa de correr de aquí para allá, muchos pierden la perspectiva y los afanes los consumen, se vuelven a lo creado (el mundo) y se olvidan del Creador (Dios).
Bendiciones y adelante en Cristo!! La victoria es nuestra.

Laura ramirez dijo...

Muchas gracias por el aporte me ha gustado mucho y me ha ayudado para poder llevar esta enseñanza a las personas que estan pasando por muchas preocupaciones asi tambien para aplicarlo en mi propia vida.
DIOS te bendiga.

Andres dijo...

He leído un sin número de meditaciones que hablan sobre el afán pero éste sin lugar a dudas me impactó e inspiró en gran manera y ¡vaya que he leído!. Así que es el mejor...!

Cosme dijo...

6/10/17
Thanks que mensaje tan claro que ensenanza sobre el a fan y la palabra preoccupacion a mis 56 snow wow que dios lo siga usando de está preciosa manera

Manis Roma dijo...

Gracias por el mensaje. Ha sido de bendición para mi vida. Ojalá podamos poner en práctica la palabra de Dios para que otros vean y crean.