lunes, 2 de mayo de 2011

¿EN QUE CONSISTE LA VIDA?


Job 33:4 El espíritu de Dios me hizo, Y el soplo del Omnipotente me dio vida.



INT- Uno de los aspectos principales que debemos tener presente para poder comprender este tema, es que el hombre aunque fue creado por Dios, tiene la capacidad de vivir independiente de él en cuanto a obediencia, no en cuanto a existencia, pues la Biblia dice: Heb 1:3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas. Este pasaje muestra que es Cristo mismo quien sustenta todas las cosas, es decir que por medio de Él existen, mas él da vida al hombre sin importar si este es obediente a su palabra o no, lo cual indica que nos creo con la capacidad de decidir por nosotros mismos. Él nos da vida mas no nos obliga a vivir para Él, es decir, que una vez que tengo vida, yo decido que hacer con ella. Pero debo tener presente que esta vida no lo es todo, y que al final existe la eternidad, y dependiendo de mis decisiones aquí en la tierra, se determinará mi lugar en la eternidad.

1- EN EL PRINCIPIO. Cuando el hombre fue creado dice la Biblia que Dios lo formó del polvo con sus propias manos. Gen 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. Así que este versículo nos revela la parte material del hombre, es decir la parte visible y tangible, mas no se limita a eso, sino que también nos revela la parte espiritual, la cual fue formada por medio del soplo de Dios, y esa parte consta de nuestro intelecto, es decir la capacidad de pensar y razonar las cosas que nos rodean, pues la Biblia dice: Job 32:8 Ciertamente espíritu hay en el hombre, Y el soplo del Omnipotente le hace que entienda. La palabra entendimiento viene del hebreo bín entender:-apto, conocimiento, considerar, cordura, darse cuenta, discernimiento, discernir, docto, enseñar, entender, entendido, entendimiento, instruir, inteligencia, maestro, mirar, observar, prestar atención, prudente, respetar, saber, sentir. De acuerdo con estas definiciones, podemos concluir que fue el soplo de Dios quien creó la vida con todo y la capacidad que tenemos de razonar y ser dentro de nosotros, y más ampliamente se podría decir que ese soplo fue quien nos creo en realidad, pues lo esencial del hombre no es la parte visible sino la invisible, ya que lo espiritual mueve lo material, pues la Biblia dice: Pro 17:22 El corazón alegre constituye buen remedio; Mas el espíritu triste seca los huesos. Este pasaje nos revela el impacto de lo espiritual en lo material en relación con nuestro cuerpo, así que de aquí se desprende lo profundo de esta enseñanza.
• UNA REALIDAD ESPIRITUAL. Lo espiritual es la causa de todas las cosas, pues la Biblia dice: Rom 1:19 porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Rom 1:20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Este pasaje revela la causa de todas las cosas la cual es Dios, y la Biblia dice en cuanto a Dios. Jn 4:24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. Así que lo espiritual es más real que lo material, tanto así que todo comienza en lo espiritual, es decir que todo lo que el hombre hace comienza en su parte espiritual, en su interior, en su razonamiento y su forma de pensar, pues la Biblia dice: Pro 23:6 No comas pan con el avaro, Ni codicies sus manjares; Pro 23:7 Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él. Come y bebe, te dirá; Mas su corazón no está contigo. Este pasaje nos muestra que según sea el pensamiento será el comportamiento, así que todo comienza en la manera de pensar, y esta acción pertenece al área espiritual del hombre, no a la material. La Biblia también dice: Pro 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida. En este pasaje la palabra corazón viene del hebreo leb (fig.) muy ampliamente para los sentimientos, la voluntad e incluso el intelecto, pensamiento, sabiduría, voluntad. De acuerdo con estas definiciones de la palabra vemos que la palabra corazón en las escrituras no solo hacer referencia al órgano principal del cuerpo, sino que se refiere a la parte interior del hombre, es decir al espíritu, así que bien podríamos decir que del espíritu sale la vida, al respecto Jesús dijo. Lc 6:43 No es buen árbol el que da malos frutos, ni árbol malo el que da buen fruto. Lc 6:44 Porque cada árbol se conoce por su fruto; pues no se cosechan higos de los espinos, ni de las zarzas se vendimian uvas. Lc 6:45 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca. En estos pasaje Jesús nos muestra que la vida del hombre viene del interior de este, y su comportamiento refleja lo que hay dentro de el, también enseña que lo que yo hablo no determina mi destino, sino lo que hay dentro de mí, pues la boca refleja lo que hay en el corazón, así que mayor es el estado del corazón que las palabras que hablamos. Por esto la palabra dice que sobre toda cosa guardada guarde mi corazón, no dice mis palabras, sino mi corazón, porque ese determinará mi hablar y mi vivir.
• LIBRE ALBEDRÍO. Una vez que hemos comprendido la importancia de la parte Espiritual de Dios y del hombre, es necesario que entendamos la independencia que tenemos de Dios, pues es aquí donde podemos reducir la consistencia de la vida a la libertad de tomar decisiones, es decir, que la vida que vivimos es el resultado de las decisiones que hemos tomado, pues la Biblia dice: Gal 6:7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Este pasaje nos revela una ley inquebrantable de Dios para con el hombre, y se reduce a que el hombre recibirá la justa retribución de sus decisiones, sean buenas o sean malas. Es importante mencionar aquí que Dios nunca te forzará a obedecerle, Él simplemente se limita a mostrarnos el mejor camino, pero la decisión descansa en nosotros, pues la Biblia deja muy en claro esto, veamos algunos ejemplos. 1- Adán y Eva. Gen 2:15 Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. Gen 2:16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; Gen 2:17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. Aquí podemos ver que Dios rodeó al hombre de toda bendición y autoridad sobre la creación, pero lo dejo tomar sus propias decisiones al poner el árbol del conocimiento del bien y del mal y restringirle su fruto, mas el hombre tomó su decisión y Dios lo dejo aún y cuando él estaba mirando toda la acción antes de la caída. 2- El pueblo de Israel ante la tierra prometida. Num 14:1 Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche. Num 14:2 Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos! Num 14:3 ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto? Num 14:4 Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto. Estos pasajes muestran la respuesta del pueblo de Israel ante aquellos que hablaron mal de la tierra prometida, y después de esto Jehová los llevo al desierto durante 40 años hasta que muriera toda aquella generación, no por que él lo quisiera así, sino porque ellos así lo decidieron. 3- La viuda de sarepta. Este caso era muy especial pues Jehová se dirigió a una viuda desamparada y sin recursos durante una época de pobreza extrema a causa de una sequía, para encomendarle una misión que le salvaría la vida, pues la Biblia dice: 1Reyes 17:8 Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo: 1Reyes 17:9 Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. Este pasaje muestra la platica que se dio entre la viuda y Dios y este le encomendó a la mujer mantener al profeta, pues la palabra sustentar viene del hebreo kul mantener (en varios sentidos):-abastecer, alimentar, contener, a cuestas, soportar, sufrir, sustentar. Como podemos ver esta era una tarea prácticamente imposible para esta mujer, pues dice la Biblia que ella no tenia ni para comer ella. 1Reyes 17:12 Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos, y nos dejemos morir. De acuerdo con estos pasajes ella estaba en la ruina, pero llegó la palabra de Jehová para cambiar su vida y la de su hijo. Notemos que Dios le pidió un acto de fe que implicaba tomar una decisión.
• LAS BENDICIONES DE DIOS. En cada uno de los ejemplos anteriores podemos ver el libre albedrío que Dios puso en el hombre para que tomara sus propias decisiones, lo cual indica que en muchas ocasiones las bendiciones de Dios no están limitadas por su voluntad, sino por nuestras decisiones, es decir, que no es que Dios no quiera efectuar el milagro en nuestras vidas, sino que somos nosotros quienes nos limitamos en nuestra mente, pues la Biblia dice al respecto. Mar 6:1 Salió Jesús de allí y vino a su tierra, y le seguían sus discípulos. Mar 6:2 Y llegado el día de reposo, comenzó a enseñar en la sinagoga; y muchos, oyéndole, se admiraban, y decían: ¿De dónde tiene éste estas cosas? ¿Y qué sabiduría es esta que le es dada, y estos milagros que por sus manos son hechos? Mar 6:3 ¿No es éste el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? Y se escandalizaban de él. Mar 6:4 Mas Jesús les decía: No hay profeta sin honra sino en su propia tierra, y entre sus parientes, y en su casa. Mar 6:5 Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos. Estos pasajes revelan la causa por la cual el poder de Dios no se liberó en ese lugar, y fue porque no pudieron creer, y su mentalidad se bloqueo, así rechazaron al Señor, mas notemos que no fue porque Dios no tuviera poder, sino porque ellos limitaron ese poder y el Señor los respeto, lo mismo paso con Adán y Eva, él les creo un paraíso, mas no los forzó a obedecer, a Israel lo saca de Egipto y lo sustento en el desierto hasta llevarlos a la tierra que él les prometió, pero ellos decidieron no entrar, la viuda de Sarepta tenía que tomar sus propias decisiones, y al final cosechar las consecuencias. Existe un hecho muy importante para que nosotros tomemos decisiones, y es la comprensión de lo Espiritual y lo material, pues la mayoría de las veces tomamos nuestras decisiones basados en la lógica y el razonamiento, es decir, en lo que nos parece mas obvio, pero las escrituras dicen: Pro 3:5 Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Pro 3:6 Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas. Pro 3:7 No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal; Dentro de la capacidad que Dios nos dio para decidir, esta implícita la capacidad de juzgar, solo que nuestro juicio esta limitado por lo material, es por eso que dentro del reino de Dios necesitamos de la fe para actuar, ya que nuestros sentidos están muy relacionados con nuestra capacidad de juzgar, y estos a su vez se relacionan con lo que vemos y escuchamos, pues la Biblia dice: Jueces 6:11 Y vino el ángel de Jehová, y se sentó debajo de la encina que está en Ofra, la cual era de Joás abiezerita; y su hijo Gedeón estaba sacudiendo el trigo en el lagar, para esconderlo de los madianitas. Jueces 6:12 Y el ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: Jehová está contigo, varón esforzado y valiente. Jueces 6:13 Y Gedeón le respondió: Ah, señor mío, si Jehová está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas, que nuestros padres nos han contado, diciendo: ¿No nos sacó Jehová de Egipto? Y ahora Jehová nos ha desamparado, y nos ha entregado en mano de los madianitas. Este pasaje muestra que aun y cuando Dios le estaba hablando a Gedeón, este no comprendía la palabra, porque las circunstancias que lo rodeaban determinaban su manera de juzgar, y a su parecer, no congeniaba la realidad con la palabra de Dios, muy diferente al concepto de David cuando dijo: Salm 23:4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Aquí podemos ver que el pensamiento de David no estaba basado en lo que veía, sino en la personalidad de Dios, y basado en eso tomaba sus decisiones.

LA VIDA, NO ES MAS QUE EL RESULTADO DE NUESTRAS DECISIONES, Y EN MUCHAS OCASIONES NO ES QUE DIOS NO QUIERA, SINO QUE YO NO LO CREO, POR LO TANTO ME LIMITO A MI JUICIO Y ESO RECIBO COMO RETRIBUCIÓN.

ESPERAMOS A QUE LAS COSAS CAMBIEN EXTERIORMENTE, CUANDO EN REALIDAD LO QUE TIENE QUE CAMBIAR ES MI MANERA DE VER LAS COSAS, PUES ES AHÍ DONDE SE DETERMINA MI COMPORTAMIENTO ANTE LAS COSAS.

2 comentarios:

John muñoz dijo...

gracias por la palabra, en realidad necesito acercarme mas a EL. Practicamente no lo busco es como si...se que tengo que orar, oro y listo pero se que no es asi. Pido a ud. orar por mi y a mi Dios escuchar sus oraciones. gracias hermano y muchas bendiciones

John muñoz dijo...

gracias por la palabra, en realidad necesito acercarme mas a EL. Practicamente no lo busco es como si...se que tengo que orar, oro y listo pero se que no es asi. Pido a ud. orar por mi y a mi Dios escuchar sus oraciones. gracias hermano y muchas bendiciones