miércoles, 21 de enero de 2009

LA EVIDENCIA DE LA SALVACIÓN

Rom 10:9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
Rom 10:10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

INT- En este tiempo es muy importante recordar lo que es la verdadera salvación a la luz de las escrituras, pues me temo mucho que con el paso del tiempo este principio tan importante haya perdido su sentido original, y el peligro de esto, es que vivamos vidas sin el fruto del arrepentimiento y que lleguemos así delante del Señor, tan solo por no entender el principio de la salvación.

1- SALVACIÓN MAS QUE UNA CONFESIÓN. La primera cuestión que trataremos es si la salvación es una confesión o entramos por medio de una confesión, así que para eso veamos la raíz etimológica de la palabra salvación. Esta palabra viene del griego soteria, denota liberación, preservación, salvación. Según esta definición la palabra es liberación y preservación, ósea que la salvación nos libera y nos preserva. Así que la primera pregunta es ¿de que nos libera? Esta respuesta la encontramos en las escrituras cuando Jesús dijo Joh 8:34 Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. En este pasaje también podemos ver la función del pecado, que es eslavizar, y la palabra esclavo significa alguien que se somete a la voluntad de otro, osea que la salvación nos libera del pecado y tiene una evidencia, pues nos preserva del pecado 2Ti 4:18 Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén. Aquí podemos ver la función de la salvación, que es liberar y preservar.
· LA FUNCIÓN DE LA PALABRA CREER DENTRO DE LA SALVACIÓN. Es por esta palabra que muchos llegamos a pensar que cuando la gente hace la oración de fe, ya es salva, pero ¿es esto cierto? Para responder esto es necesario estudiar el pasaje que se usa mas comúnmente para afirmar esto, Rom 10:9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Rom 10:10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. Lo primero que quiero mencionar es que aquí la palabra creer no es la misma que en hebreos 11:1, osea que no es fe en el sentido de firme persuasión en lo oído, sino que aquí la palabra es pisteuo, la cual significa confiar, encomendar a. Según esta definición aquí la palabra creer es confiar y encomendar, y encomendar viene del griego paradidomi lit.: dar o entregar sobre confiar algo a la responsabilidad de alguien, y con este sentido, traducido «encargar». Así que de acuerdo a esta definición la palabra creer es darle derecho y control a Dios sobre mi corazón y mi vida, y no es el simple acto de reconocer que él es Dios, sino más bien someterme al señorío de Jesús, que el Padre le dió. Php 2:9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, Php 2:10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; Php 2:11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. Aquí podemos ver que no es el simple acto de reconocer que Jesús es el Señor, sino el someternos a su señorío, pues esto le trae gloria al Padre. En las escrituras encontramos que el diablo también cree Jas 2:19 Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. En este pasaje encontramos un tipo de fe muy convencional, osea que reconoce y obedece la autoridad de Dios, más no se somete al señorío de Jesús. Esto es muy parecido a lo que muchas personas hacemos, reconocemos que Jesús es el Señor, asistimos a su iglesia, más nuestros estilos de vida no congenian con su palabra, y al decir su palabra, me refiero a su voluntad, es por esto que la salvación no es el simple hecho de reconocer el señorío de Jesús, sino el reconocer y someternos a su voluntad, es por esto que Jesús dijo Mat 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. En este pasaje encontramos tres palabras claves DICE, SEÑOR Y HACE, la palabra decir es proclamar o declarar, y la palabra Señor es alguien que ejerce poder, y hacer es actuar. Osea que el pasaje dice que no todo el que proclama que Jesús tiene poder, sino el que vive de acuerdo a su palabra, es el que verdaderamente acepta el señorío de Jesús en su vida, osea el que encomienda su vida a la palabra de Dios.
· LA SALVACIÓN NOS PRESERVA EN EL CAMINO DE DIOS. Dentro de la palabra griega para salvación hay dos sentidos; uno es liberación y el otro es preservación, osea que la sangre de Cristo nos libera del pecado y nos preserva en el caminar con él. Osea nos guarda de las ataduras del pecado, es por esto que la palabra de Dios dice: 1Jn 3:8 El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 1Jn 3:9 Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. En estos pasajes podemos ver que el que practica pecado es del diablo y que el hijo de Dios vino a deshacer las obras del diablo, osea a deshacer el pecado, es por esto que la Biblia dice; Eph 5:27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. En este pasaje vemos que Jesús murió para presentarse así mismo una iglesia sin mancha ni arruga, esto demuestra el poder del sacrificio de Jesús, que no era por tiempos como el de los animales ofrecidos en al A.T, sino que la sangre de Cristo, no solo nos limpio en el tiempo pasado del pecado, sino que nos libera en el presente, dándonos la victoria. Es por esto que Juan dice que el que es nacido de Dios no practica el pecado, porque la simiente de Dios esta en el, y la palabra simiente viene del griego sperma relacionado con el verbo speiro, sembrar. Esto indica que la semilla de Dios esta en nosotros y crece como el esperma en el ovario, y da a luz o el fruto, más la semilla de Dios, es el Espíritu Santo, por esto dice la Biblia; Rom 8:2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. En este pasaje encontramos la palabra ley la cual es el gobierno del Espíritu o el gobierno del pecado. Cuando el pecado nos gobierna, somos esclavos de el, pero la sangre de Cristo nos libera de ese gobierno mediante la obediencia al Espíritu, para lo cual es necesario una relación intima con el, y es así como la salvación cumple toda la función. Aquí surge una pregunta ¿qué pasa con una persona que se arrepiente y muere? para esta respuesta es necesario recordar los dos sentidos de la salvación, que es liberación y preservación, osea que en estos casos llega la liberación, más como muere, no es necesaria la preservación, esto es para los que vivimos.

2- EL NUEVO NACIMIENTO Y LA SALVACIÓN. La relación que existe entre la salvación y el nuevo nacimiento, es que a una persona salva en las escrituras se le llama nacido de nuevo, así que si entendemos lo que es el nuevo nacimiento, tendremos mayor revelación de lo que es la evidencia de la salvación. Así que la primera pregunta que responderemos es ¿qué es el nuevo nacimiento? De acuerdo a las escrituras es un cambio de corazón, pues esto es en si la promesa del nuevo pacto, y la Biblia dice al respecto; Eze 11:19 Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, Eze 11:20 para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios. En este pasaje encontramos la promesa de que se nos daría corazón y espíritu nuevos, pero en este pasaje también se hace alusión al corazón, en sentido metafórico, pues en las escrituras muchas veces se menciona corazón para referirse al ser interior, así que, si se nos es dado un corazón nuevo, entonces somos nacidos de nuevo, con el propósito de caminar en la voluntad de Dios, y esta es la evidencia del nuevo nacimiento. Aquí surge una pregunta ¿y como se lleva acabo este nuevo nacimiento? De acuerdo con las escrituras el nuevo nacimiento solo puede ser por obra del Espíritu Santo, pues el Señor Jesús dijo a Nicodemo; Joh 3:3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Joh 3:4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Joh 3:5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Joh 3:6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. En este pasaje encontramos algunos aspectos sumamente importantes.
1.- Jesús le dijo a Nicodemo que solo los nacidos de nuevo pueden ver el reino de Dios. Esto indica que el nuevo nacimiento nos cambia la perspectiva de la vida, trayendo a nosotros una revelación del reino de Dios.
2.- A la pregunta de como se puede nacer de nuevo, Jesús le dice que es obra del Espíritu Santo.
3.- También nos revela que solo los nacidos de nuevo, viven de acuerdo al reino de Dios.
4.- Termina diciendo que lo que es nacido de la carne, carne es y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. Osea que el nuevo nacimiento se nota en nuestra manera de vivir. Así que el nuevo nacimiento es obra del Espíritu Santo, pues otro pasaje dice; Tit 3:5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo. Esto indica que es por el Espíritu que nacemos a una vida espiritual, y en esa vida también se hace necesario crecer, pues Pablo dijo; 1Co 3:1 De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. 1Co 3:2 Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía. También en esta vida Espiritual es necesario alimentarnos, pues Jesús dijo; Mat 4:4 Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Y por último, en esta vida Espiritual también podemos morir. Eph 2:1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados. En este pasaje encontramos al pecado como la causa de la muerte Espiritual.
· EL NUEVO NACIMIENTO Y EL CAMINAR DEL CREYENTE. Hasta este punto hemos visto que el nuevo nacimiento es una cambio total en mi manera de pensar, y por ende en mi forma de vivir, y que esto es obra del Espíritu Santo, así que el nuevo nacimiento es la evidencia de la salvación. Pero en esta nueva vida debo de alimentarme, de lo contrario, no creceré y puedo llegar a morir, así que se hace necesario una dieta espiritual diaria, para evitar estas consecuencias. Aquí quiero mencionar que aunque hayamos pasado de muerte a vida, igual podemos morir, claro esta que estoy haciendo referencia a la vida del Espíritu, y al morir quedamos inconscientes de la vida del Espíritu, e inactivos dentro de la misma. Aquí surge otra pregunta ¿como es posible esto? Veamos lo que dice la Biblia; Rom 6:23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. En este pasaje encontramos que la paga del pecado es muerte, y es importante enfatizar que la muerte de la que esta hablando el verso, no es literal sino espiritual, así que el pecado traerá la muerte a mi vida, sin importar si algún día hice una confesión publica del Señorío de Cristo. Aquí surge otra pregunta ¿y que cosa es el pecado? La palabra pecado viene del griego jamartia es, lit., errar el blanco Es el término más inclusivo de distorsión moral. Se usa del pecado como principio o fuente de la acción, o un elemento interno productor de acciones. Aquí podemos ver que el pecado es errar el blanco, tal como lo vemos en el huerto del Edén. Cuando entro el pecado, que no fue la acción de comer del fruto, sino lo que lo llevo a comer del fruto y lo que lo provocó para revelarse contra Dios, fue lo que escucho. Así es que el pecado es desobediencia a la palabra de Dios, y esta desobediencia se debe a lo que escuchamos, que por consecuencia nos lleva a la muerte espiritual. Así que veamos más a profundidad como trabaja esto. Jas 1:13 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; Jas 1:14 sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Jas 1:15 Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte. En este pasaje vemos un proceso.
1.- Dios no tiene nada que ver con la tentación, porque el no tienta a nadie.
2.- Somos tentados, cuando somos atraídos y seducidos por nuestros propios deseos. Esto en si ya es el pecado obrando en nosotros, pues son nuestros propios deseos no los del Espíritu Santo, y esto nos lleva al tercer paso.
3.- Quedamos atrapados en nuestros deseos, así como el esperma queda en el ovario hasta dar a luz. Aquí podemos ver que dice que da a luz el pecado, no al pecado, osea que lo que se estaba gestando dentro era el pecado, y por consecuencia da a luz la muerte, osea la separación, es así como podemos ver el proceso del pecado. Aquí surge otra pregunta ¿cómo es que somos libres de esto? Como hemos visto el pecado se gesta dentro de nosotros hasta dar a luz la muerte, pues es la misma forma en que opera el Espíritu Santo en la vida del creyente, veamos que dice la Biblia al respecto. 1Jn 3:9 Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. En este pasaje encontramos la palabra simiente, la cual ya dijimos, es esperma, osea semilla. Y cuando el óvulo ya esta fecundado, imposible es que se fecunde al mismo tiempo, osea que si el Espíritu Santo esta en nuestro corazón, imposible es que el pecado de a luz la muerte. Es por esto que el Señor Jesús dijo; Mat 7:16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Mat 7:17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. Mat 7:18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Aquí podemos ver que reproducimos lo que hay dentro de nosotros, osea que los árboles dan fruto según la semilla, es por esto que también el Señor Jesús dijo; Joh 3:6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. Es así como el Espíritu Santo nos preserva dentro de esta gran salvación que nos libera y nos guarda, y es también por el Espíritu Santo que podemos vivir de acuerdo a la voluntad de Dios, pues la Biblia dice; Gal 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, Gal 5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Aquí podemos ver que dice el fruto del Espíritu, osea que es la consecuencia de una relación con el Espíritu Santo.

Así termino diciendo, que todos aquellos que nos decimos salvos, se nos debe de notar en nuestros estilos de vida y en los frutos que damos, pues de lo contrario, debemos de examinarnos, no sea que pensando estar vivos, estemos muertos y sin fruto, y sumergidos en este engaño, lleguemos ante el trono de Dios, solo para descubrir la realidad de que somos personas totalmente desconocidas para Dios, pues la Biblia dice: Mat 7:22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Mat 7:23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. Este pasaje no esta hablando de gente inconversa, sino de creyentes engañados, también dice la Biblia: Rev 3:1 Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto. Rev 3:2 Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. Rev 3:3 Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. Notemos que ellos pensaban que estaban vivos, pero Dios les dice que a juzgar por su fruto, están muertos, y les dice que se arrepientan o que en su regreso aquí se quedaran a causa de su mal fruto, que no refleja otra cosa, más que una total ausencia de la vida del Espíritu Santo operando en ellos.

2 comentarios:

Sala Cristianos dijo...

Buen articulo. Sólo corregiré un par de errores que NO son doctrinales.

"la semilla de Dios esta en nosotros y crece como el esperma en el ovario “,
Les dejo un multienlace con la definición de esperma (semen, eyaculación):
http://es.thefreedictionary.com/esperma

Si usted se refirió al usar el término esperma por espermio, también estaría en error porque desde el tercero-cuarto mes de gestación de una niña, están presentes en sus incipientes ovarios los ovocitos. Desde la primera menstruación cada mes un ovocito madurará para ser un óvulo. Es decir lo que está dentro del ovario son los óvulos no los espermios.

Segundo error:
“Quedamos atrapados en nuestros deseos, así como el esperma queda en el ovario hasta dar a luz “.
Parte del esperma no permanece más allá de 72 horas alojado en el cuello y útero femenino, no en los ovarios. El espermio penetra en el ovulo en las trompas de Falopio, ahí comienza la vida de un ser humano, comenzando su desplazamiento hasta anidar en el útero. El nido es el endometrio ( colchoncito formado por lo que sería la menstruación de no haber habido concepción y alimentará al embrión, hasta el tercer mes en que la placenta estará formada y será la que alimentará al feto.
El feto no está atrapado, está anidado en el vientre de su madre. ¿ Nota la diferencia entre atrapado o anidado ?

Espero no se moleste por las correcciones que le hago con todo respeto y por sobre todo en el Amor y temor de Dios.

Lo Abraza en el Amor de Cristo, la Kathy de Siempre SdD.
http://www.salacristianos.com
http://salacristianos.es.tl

Secretos de la palabra de Dios dijo...

muchas gracias Kathy por tu observación