jueves, 22 de enero de 2009

LOS DESIGNIOS DEL CORAZÓN


Pro 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.

Int- Los designios del corazón son muy importantes, y para poder comprender esto, es necesario ver la raíz de la palabra. La palabra corazón viene del hebreo leb «corazón; mente; en medio de» se entiende que es el centro de nuestras emociones, así que este versículo nos indica que debemos poner un énfasis muy especial en nuestra mente y emociones, porque ellas determinan nuestra vida, notemos que el verso dice que sobre toda cosa, debemos cuidar nuestro corazón, Jesús dijo;
Mar 7:21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios. La pregunta es; ¿cómo llegó esto a llenar nuestro corazón? Mat. 6:22 la lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; Mat. 6:23 Pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?
Cuando Jesús utiliza la combinación de lámpara del cuerpo, es obvio que esta hablando en sentido figurado, para ilustrar, que depende de la visión que tengamos, será de lo que se llene nuestro corazón, pues primero miramos, después meditamos, y por ultimo actuamos.
Otro de los elementos que tiene efecto sobre nuestro corazón es lo que oímos, pues la Biblia dice; Rom 10:17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. Este proceso lo podemos ver en la caída del hombre, pues la mujer primero escuchó a la serpiente; Gen 3:1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿conque Dios os ha dicho: no comáis de todo árbol del huerto? Basándose en esta charla, cambio su manera de ver las cosas;
Gen 3:6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.
Notemos que en la tentación, primero viene un cambio en el conocimiento que tenemos de Dios, y esto a su ves nos lleva a una manera distinta de ver las cosas, pero esto no termina ahí, pues dice la palabra que comió de su fruto. Veamos que primero escuchó, después miro, y por ultimo actuó, así que nuestro oído y nuestra vista influyen en mucho en el tipo de vida que vivimos hoy.

1- LOS SENTIMIENTOS NO SON CONFIABLES. Recordemos que según las escrituras, estos habitan en el corazón, y la Biblia dice: Jer 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? En este pasaje la palabra, engañoso, viene del hebreo ACÓB FRAUDULENTO, osea que no es confiable el guiarnos por los sentimientos. Este es un resumen del corazón que no tiene a Dios como su Señor, y que se deja guiar por su deseo en lo terrenal, pues el contexto dice que maldito el hombre que confía en el hombre, esto se refiere a que confía en otros, o bien en sí mismo, mas no en Dios. Pro 28:26 El que confía en su propio corazón es necio; mas el que camina en sabiduría será librado.
· Nuestros sentimientos se basan en nuestros sentidos. Normalmente actuamos por lo que sentimos; y lo que sentimos, es producto de lo que vemos y oímos. Si vemos destrucción, nos sentimos mal, y si escuchamos malas noticias, nos entristecemos, y actuamos de acuerdo a ese sentir, que no es producto mas que de algo externo, es por esto que la Biblia dice; Pro 23:7 Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él. come y bebe, te dirá; mas su corazón no está contigo. Notemos que nuestro comportamiento, no es mas que el resultado del estado del corazón.
· La vida de Dios no siempre se percibe a través de los sentidos. Cuando hablamos de los sentidos, me refiero a lo material. 1Co 2:14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espiritu De Dios, porque para el son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. La palabra natural, viene del griego PSUQUIKOS PERTENECIENTE A LA PSUQUE, ALMA. SE TRADUCE «NATURAL» así que según esta definición, podemos llegar a la conclusión, de que siguiendo nuestros sentidos naturales, no podremos percibir la voluntad de Dios, pues esta solo es revelada a nuestro espíritu por medio del Espíritu Santo.
· La mente un campo de batalla. Como hemos estado viendo hasta aquí, los sentimientos pueden controlar nuestras vidas, y esto se origina en un pensamiento, así que es en la mente donde comienza la batalla. La palabra de Dios nos muestra algunas formas de como cuidar nuestra mente.

a) No podemos entrar en batalla si no nos fortalecemos en Dios. Pablo reconoció la importancia de esto al decir; Eph 6:10 Por lo demás hermanos mios, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Solo la vida de Cristo en nosotros, puede hacer posible que ganemos la batalla de la mente.
b) Nuestra batalla no es carnal sino espiritual. Esta batalla se da en la esfera de lo invisible, lo cual abarca nuestros pensamientos, pues nuestro enemigo es espiritual, no material. Eph 6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Como nuestro enemigo es espiritual, el se encarga de traer pensamientos de derrota, frustración y fracaso a nuestra mente, para que nuestra vida, gire en torno a ese sentir.
c) Un yelmo de salvación. El yelmo, es lo que hoy se conoce como el casco, que cubría la cabeza durante la batalla. Pero notemos que es un yelmo de salvación. Esto habla de que debemos estar confiados de que Dios nos ama, y que por medio de la sangre de su Hijo nos salvo, y por lo tanto eso no cambiara jamás, aunque el diablo te diga lo contrario, al hacerte pensar que Dios no esta contigo, sino contra ti, por eso desmayan nuestros ánimos de buscarlo y nos alejamos de el.
d) Sobre todo un escudo de fe. Aquí Pablo dice; que sobretodo es la fe para apagar los dardos de fuego. ¿Que es la fe? Heb 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Notemos que este verso dice que es la confianza en lo que no se ve, osea que nuestros sentidos no lo pueden percibir, por eso el diablo se ocupa de que tu, solo mires lo que tienes enfrente, y te dice que no tiene solución, y estos pensamientos los siembra en tu mente. Es por eso que necesitamos el escudo de la fe, para ver lo que lógicamente no se puede ver, y decirle al diablo lo que nosotros vemos en Cristo. La pregunta es; ¿Cómo puedo yo hacer esto?
e) Una oración perseverante. Eph 6:18 Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos. Cuando oramos, movemos el corazón de Dios, y lo glorificamos, pues al hacerlo, le estamos diciendo que no podemos sin él.

2- PAZ EN LA TORMENTA. Normalmente, las tormentas de nuestra vida, se hacen más fuertes o más débiles según sea nuestra respuesta a ellas, y eso depende de cuanto dejamos a nuestra mente vagar en las diferentes situaciones, y el enemigo sabe esto, así que el, se da a la tarea de conquistar tu mente en los momentos de caos, cuando las cosas no se ven claras, por medio de la lógica y la razón, pues estas son sus armas favoritas contra el cristiano. Mas la Biblia dice; Isa 26:3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Para poder experimentar esta paz que Dios promete, es necesario ir a la tormenta, así que veamos unos ejemplos.
La muerte de Lázaro. Hay muchas cosas, que con nuestro entendimiento o con nuestros sentidos, no las vamos a comprender, como esto que sucedió en Betania, pues sabiendo Jesús, que Lázaro esta enfermo, no responde la petición de sus hermanas, aunque él amaba a Lázaro. Joh 11:3 Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: señor, he aquí el que amas está enfermo. Aun y cuando Dios no responde nuestras peticiones, no le creas al diablo, cuando te dice que Dios no te ama, porque el tiene un propósito, pues Jesús dijo: Joh 11:4 Oyéndolo Jesús, dijo: esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el hijo de Dios sea glorificado por ella. Joh 11:5 y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro. Joh 11:6 cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba. Notemos que la palabra dice que les amaba, pero no respondió al momento la petición de ellos, sino que tardo dos días, porque el tenia un propósito. Él, se revelaría a sus amados, de una forma que no lo conocían, pues cuando llego le dijo a Marta; Joh 11:25 Le dijo Jesús: yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Joh 11:26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿crees esto?. El propósito de la muerte de Lázaro y la tardanza de Jesús, era el de mostrarse como el Señor de la vida y la muerte, aunque de momento, no se comprendiera el proceder de Dios.
Israel entre el mar y el faraón. En muchas ocasiones, Dios esta detrás de los actos, pues este es el caso, Jehová le dijo a Moisés; Exo 14:2 Di a los hijos de Israel que den la vuelta y acampen delante de Pi-hahirot, entre Migdol y el mar hacia Baal-Zefón; delante de él acamparéis junto al mar. Ellos se encerraron en el desierto por mandato de Dios, pues Dios tenia un propósito; Exo 14:4 Y yo endureceré el corazón de faraón para que los siga; y seré glorificado en faraón y en todo su ejército, y sabrán los egipcios que yo soy Jehová. y ellos lo hicieron así. Mas el pueblo no entendió lo que Dios estaba haciendo, él quería mostrar su mano poderosa a los egipcios y a Israel; Exo 14:10 Y cuando faraón se hubo acercado, los hijos de Israel alzaron sus ojos, y he aquí que los egipcios venían tras ellos; por lo que los hijos de Israel temieron en gran manera, y clamaron a Jehová. En este pasaje es revelado que fue lo que los desanimo; se desanimaron por lo que vieron, por lo que su lógica y razonamiento les dictaba, y clamaron a Jehová, pero su clamor no era de fe, sino más bien, culparon a Dios por su condición; Exo 14:11 Y dijeron a Moisés: ¿no había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? ¿por qué has hecho así con nosotros, que nos has sacado de Egipto? Exo 14:12 ¿no es esto lo que te hablamos en Egipto, diciendo: déjanos servir a los egipcios? porque mejor nos fuera servir a los egipcios, que morir nosotros en el desierto. Dios estaba por juzgar al pueblo que los oprimió, mas ellos no lo entendieron. En nuestro caso debemos de recordar siempre que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan para bien.


Hasta aquí hemos aprendido, que los pensamientos controlan nuestras vidas, así que mantén tu confianza en él, y no le permitas a tus pensamientos, vagar libremente sin censura en tu vida. Sino llévalos cautivos, a la obediencia a Cristo, pues recuerda, que un pensamiento se convierte en un sentimiento, y ese sentimiento en un comportamiento, y ese comportamiento te llevara a un destino. Así que guarda tu corazón de lo que ves y escuchas, y mira lo que Dios quiere para ti, no lo que las circunstancias dictan en su momento.

2 comentarios:

Walter diaz pacheco dijo...

ES UNA ENSEÑANZA MUY IMPORTANTE QUE LO MUEVE A UNO A REFLEXIONAR COMO ESTA PENSANDO Y ANDANDO.CARNE O ESPÍRITU ;DEBEMOS LUCHAR POR MEJORAR CADA DÍA CLAMANDO AL PADRE POR SU GRANDE AMOR Y MISERICORDIA

Anthony Villar dijo...

Amén amén que enseñanza tan hermosa el señor les continúe bendiciendo.. Debemos cuidar lo que escuchamos y vemos