jueves, 12 de marzo de 2009

LA AUTORIDAD DE DIOS


2Pe 1:19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; 2Pe 1:20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, 2Pe 1:21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

INT- Es muy importante que nosotros comprendamos cabalmente que es la autoridad de Dios, pues de lo contrario corremos el riesgo de vivir vidas desafiando su autoridad, por esto la Biblia dice: Oseas 4:6 Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos. En este pasaje esta muy relacionado el conocimiento de Dios con la autoridad de él y su aprobación, así que no se puede vivir una vida de acuerdo a la voluntad de Dios, sin el conocimiento de él.

1-¿QUÉ ES LA AUTORIDAD DE DIOS? La autoridad de Dios esta estrechamente relacionada con su palabra, esto lo podemos ver en la Biblia cuando dice: Heb 11:3 Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía. Aquí podemos ver la relación de la autoridad con la palabra, pues la palabra expresa la autoridad. Esto también lo podemos ver en la resurrección de Lázaro. Jn 11:43 Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera! Aquí podemos ver la palabra expresando la autoridad, así que no podemos separar la autoridad de Dios, de su palabra.
· LA AUTORIDAD DE DIOS Y SU VOLUNTAD. Así como la autoridad esta relacionada con la palabra, de igual manera esta ligada a la voluntad de Dios, pues su voluntad es expresada en la palabra. Así que la palabra de Dios es su autoridad, y estas dos se unen en la palabra expresada, esto lo podemos ver en el caso del rey Saúl. 1Sa 15:10 Y vino palabra de Jehová a Samuel, diciendo: 1Sa 15:11 Me pesa haber puesto por rey a Saúl, porque se ha vuelto de en pos de mí, y no ha cumplido mis palabras. Y se apesadumbró Samuel, y clamó a Jehová toda aquella noche. Notemos aquí que el dejar de lado la palabra de Dios es volverle la espalda a el. 1Sa 15:23 Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado para que no seas rey. En este pasaje, encontramos dos aspectos importantes que nos revelan como la autoridad y la voluntad de Dios están unidos en su palabra. 1- Porque como pecado de adivinación es la rebelión. Aquí encontramos que al desobedecer la palabra, Saúl entra en rebeldía, y no puede existir la rebeldía si no hay autoridad de por medio. 2- y como ídolos e idolatría la obstinación. Aquí vemos la palabra obstinación, es querer hacer mi voluntad insistentemente, y así dejar a un lado la de Dios, así que aquí podemos ver la relación que tiene la autoridad con la voluntad, no podemos dejar de hacer lo uno sin caer en lo otro, están ligadas por medio de la palabra.
· LA AUTORIDAD DE DIOS Y LA OBEDIENCIA. Prácticamente la autoridad esta relacionada en la obediencia, pues sin obediencia no hay autoridad sino rebeldía, osea que no se puede validar la autoridad sin la obediencia. 1Sa 15:20 Y Saúl respondió a Samuel: Antes bien he obedecido la voz de Jehová, y fui a la misión que Jehová me envió, y he traído a Agag rey de Amalec, y he destruido a los amalecitas. 1Sa 15:21 Mas el pueblo tomó del botín ovejas y vacas, las primicias del anatema, para ofrecer sacrificios a Jehová tu Dios en Gilgal. 1Sa 15:22 Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. En este pasaje, sobresalen algunos aspectos que nos ayudaran a entender la relación de la autoridad con la obediencia. 1- Saúl pensó que hacia la voluntad de Dios. 1Sa 15:20 Y Saúl respondió a Samuel: Antes bien he obedecido la voz de Jehová, y fui a la misión que Jehová me envió, y he traído a Agag rey de Amalec, y he destruido a los amalecitas. Saúl llega a la conclusión que había hecho lo que Jehová le dijo, porque obedeció a medias y porque sus intenciones fueron buenas. 2- Saúl no vio nada de malo en lo que hicieron. 1Sa 15:21 Mas el pueblo tomó del botín ovejas y vacas, las primicias del anatema, para ofrecer sacrificios a Jehová tu Dios en Gilgal. El ofrecer sacrificios en Gilgal era un acto de recordar lo que Dios había hecho por ellos al sacarlos de Egipto, así que aquí podemos ver cuán fácil fue para Saúl el ser engañado por su voluntad. 3- la obediencia y la atención a la palabra activan la autoridad de Dios. 1Sa 15:22 Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. En este pasaje encontramos un énfasis muy marcado en la obediencia a la palabra de Dios, y esto es, porque si por nuestras buenas intenciones cambiamos la palabra de Dios, en realidad la obediencia a Dios seria relativa, osea según sea el caso y las circunstancias, y de ser así Dios dejaría de ser Dios, y todo lo que el diga esta sujeto al examen del hombre para poder ser aprobado, pero vemos que Saúl se enfrentó a las consecuencias de este comportamiento.

2- LA COBERTURA DE DIOS Y SU AUTORIDAD. Estos dos aspectos también esta muy relacionados, pues la autoridad de Dios es nuestra cobertura. La cobertura es algo espiritual, es muy importante entender estos principios, pues uno nos lleva al otro. Sin cobertura no estamos bajo su autoridad, pues la Biblia dice: Salm 91:1 El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente. Para entender este principio, el pasaje nos muestra dos cosas muy importantes. 1- El que habita al abrigo del altísimo. En este pasaje la palabra abrigo viene del hebreo {sitra bajo cubierta} Así que conjunto con la palabra altísimo, esta hablando de la cobertura de Dios, y el que esta bajo su cobertura, esta bajo su protección por medio de su autoridad. 2- Morará bajo la sombra del omnipotente. En este pasaje, omnipotente es el que todo lo puede, así que implica el que tiene toda autoridad. En este pasaje la palabra sombra significa amparo, así que esta bajo el amparo de la autoridad del omnipotente, y es así como la cobertura y la autoridad se relacionan.
· COMO ENTRAMOS A LA COBERTURA DE DIOS. Para poder entrar en la cobertura de Dios es necesario estar en Cristo, pues su palabra dice Col 1:13 el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo. Notemos como salimos de la esclavitud del diablo para estar bajo el reino de Cristo, así que es importante mencionar que es el reino de Cristo, y lo primero que veremos es que ese reino no es terrenal sino Espiritual, pues Jesús le dijo a Pilato. Jn 18:36 Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí. En este sentido el reino de Jesús tiene dos aspectos; el reino venidero el cual se establecerá aquí en la tierra, y el reino en el aspecto actual, el cual es Espiritual, y se establece en el corazón, pues al respecto Pablo dijo: Rom 14:17 porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. En este pasaje también podemos ver que el reino de los cielos no es terrenal sino espiritual, y que se vive de acuerdo con el Espíritu Santo, y cuando entramos en su reino es que entramos en su jurisdicción, osea su protección, es por eso que dice la palabra. Jn 17:16 No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Esto indica que nosotros estamos bajo la cobertura y la autoridad de Dios.

3- DESATANDO LA AUTORIDAD DE DIOS. Como hemos visto hasta aquí, la autoridad de Dios esta relacionada directamente con su palabra, voluntad, obediencia y cobertura, estos solo son los ingredientes que se relacionan para desatar el poder de la autoridad de Dios. La palabra autoridad viene del griego exousia, denota libertad de acción, derecho a actuar; Así que según esta definición, es la libertad de acción, y el derecho a actuar. Esto demuestra que también podemos impedir o negar la libertad y el derecho a actuar, así que veamos mas de cerca esto.
. ¿CÓMO IMPEDIMOS LA AUTORIDAD DE DIOS EN NUESTRAS VIDAS? Existe solo un principio por el cual impedimos que el poder de Dios se manifieste en nuestras vidas, y en todo lo que hacemos, y es por la falta de fé, pues la Biblia dice: Heb 4:1 Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado. Heb 4:2 Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron. En este pasaje podemos ver que había de por medio una promesa dada por Dios al pueblo de Israel ,osea una palabra que no se cumplió, a causa de la incredulidad que tenían, y aunque Dios tiene el poder y la autoridad, ellos no le permitieron actuar, pues la Biblia dice: Heb 11:6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. En este pasaje, fe viene del griego pistis, osea firme persuasión en lo que oímos, esto es en la palabra de Dios. También podemos ver la palabra imposible, la cual viene del griego adúnatos incapaz, débil, imposible, imposibilitado. De acuerdo con esta definición, no esta hablando de Dios, sino de la condición del hombre, que sin fe queda imposibilitado para agradar a Dios, no es que Dios no tenga el poder, sino que el hombre que no le cree no puede ser beneficiario de ese poder y autoridad. En las Escrituras encontramos un ejemplo de esto Mat 13:54 Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que se maravillaban, y decían: ¿De dónde tiene éste esta sabiduría y estos milagros? Mat 13:55 ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? Mat 13:56 ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas? Mat 13:57 Y se escandalizaban de él. Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa. Mat 13:58 Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos. En este pasaje podemos ver que el poder de Jesús es el mismo, pero ellos no le creyeron, así que es la fe lo que desata la autoridad Dios.
· LA TRAMPA DEL ENEMIGO PARA EVITAR LA MANIFESTACIÓN DE LA AUTORIDAD DE DIOS EN NUESTRAS VIDAS. Como hemos visto hasta aquí, la autoridad de Dios esta relacionada con la fe y obediencia a su palabra, así que cuando no obedecemos la palabra, la autoridad de Dios se ve socavada en nuestras vidas, y esto el enemigo lo sabe muy bien, así que lo primero que el usa para lograr su objetivo, son las circunstancias. Si miramos detenidamente el caso de Israel en el desierto, ellos no quisieron entrar a la tierra prometida por las circunstancias que les rodeaban; Num 13:31 Mas los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros. Num 13:32 Y hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura. Num 13:33 También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos. Notemos que aquí son las circunstancias las que decidieron la acción que ellos tomarían, también podemos ver en el caso de Jesús cuando llego a su tierra. Mat 13:54 Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que se maravillaban, y decían: ¿De dónde tiene éste esta sabiduría y estos milagros? Mat 13:55 ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? Mat 13:56 ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas? Mat 13:57 Y se escandalizaban de él. Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa. Mat 13:58 Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos. En este pasaje podemos ver la reacción de ellos, que fue decir si, yo lo conozco, y eso les impidió recibir la liberación mediante el poder de la palabra, en muchos casos es lo mismo lo que nos mueve a nosotros, pues limitamos la palabra por lo que vemos y escuchamos, y pensamos que si hacemos exactamente lo que la Biblia dice, saldremos perdiendo, y nos confundimos, pues pensamos que tal vez Dios no quiso decir eso en su palabra, y nos sentimos tentados a cambiar el sentido de las cosas.
· LA PALABRA COMO ES. La palabra de Dios tiene un poder sobrenatural mas allá de nuestra imaginación, pues es capaz de crear de la nada, y hacer realidad lo imposible, pues lo vemos en la Biblia. Mat 14:28 Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Mat 14:29 Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Mat 14:30 Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame!Mat 14:31 Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Aquí podemos ver que Pedro camino en la palabra, no sobre las aguas que el estaba pisando, en la palabra no en el agua, mas cuando dudo de la palabra, se hundió. Jn 11:38 Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva, y tenía una piedra puesta encima. Jn 11:39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días. Jn 11:40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? Jn 11:41 Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído. Jn 11:42 Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado. Jn 11:43 Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera! Jn 11:44 Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir. En este pasaje encontramos como las circunstancias dominan la fe de Marta, pues no quiere quitar la piedra porque ya esta putrefacto, osea sin esperanza, a lo cual Jesús le dice, que si creyere vera el poder y la autoridad de Dios, pues esto encierra su gloria, y entonces el Señor da una palabra y la muerte huye.

SI QUEREMOS VIVIR EN LA AUTORIDAD DE DIOS, ES NECESARIO QUE VIVAMOS EN OBEDIENCIA A SU PALABRA, MAS NO PODEMOS VIVIR EN OBEDIENCIA A SU PALABRA SI NO TENEMOS FE.
CUANDO APLICAMOS LA PALABRA A NUESTRAS VIDAS, DIOS RESPONDERÁ POR LOS SUYOS, PUES NUNCA TE DEJARA AVERGONZADO. POR ESTO A LA PALABRA DE DIOS SE LE LLAMA UNA ESPADA, POR SU AUTORIDAD Y NO HAY DEMONIO QUE SE RESISTA A SU PODER, NI CORAZÓN QUE NO SEA TRANSFORMADO POR SU AUTORIDAD.